Blogia
pistolas de agua

La puerta de mi armario

Se ha roto la puerta de uno de los armarios de la cocina. Una de sus bisagras llevaba tiempo ligeramente descolgada. Ninguno de los inquilinos nos decidíamos a arreglarlo (todo es cuestión de prioridades) y ocurrio, al final,  lo inevitable. Anoche, entre el silencio y el calor de una madrugada casi veraniega termino por descolgarse. Ahora pasamos por delante de el sin prestarle demasiada atención, aun se sujeta por la bisagra superior, aunque semi-descolgado, ya no consigue ocultar sus sentimientos (perdón, alimentos).

 

Parece absurdo, casi indiferente, pero ahora todo el que pasa por delante puede observa el desorden sentimental (perdón, alimenticio) que hay en su interior. Y de hecho, comentan que tal vez es mejor colocar el desayuno diario antes que las conservas y no al revés, como se guardan en mi armario. Piensa que es cuestión de prioridades, que es más sencillo apartar los recuerdos y disfrutar del presente, desde el desayuno. Aunque no se dan cuenta que en mi armario hay algunas conservas con fecha caduca, de las que me gusta disfrutar observando como cada día, se alejan más de mi presente.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres