Blogia
pistolas de agua

02/05/06

Sentí que se paraba el tiempo cuando aquel desconocido apretó el botón de mi cámara digital. Nos besábamos frente a algún monumento en uno de nuestros primeros viajes juntos.  Duro un segundo o un segundo y medio.  Cuando pienso en aquella fotografía, que nunca llegare a ver, siento como el tiempo aun sigue  detenido. Y es que existen zonas en la memoria en las que se guardan los recuerdos para los que nunca pasa el tiempo. Aun estoy seguro de aquel segundo o segundo y medio fue el momento  más feliz de mi vida. Gracias desconocido por huir con mi cámara,  por detener el  tiempo y nunca volver a ponerlo en marcha.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres